Formatted HTML:

Como su nombre lo sugiere, los microcréditos sin buró son préstamos por montos pequeños (generalmente de no más de 5 mil pesos) a los que se puede acceder sin que la institución otorgante revise el reporte de Buró de Crédito de quien solicita el dinero.

 

Este tipo de créditos usualmente se ofertan por medio de aplicaciones móviles, desde las cuales es necesario registrarse y aportar algo de información (más adelante te diremos exactamente cuál) para realizar la solicitud.

 

Si la solicitud es aprobada, un proceso que suele tomar unos cuantos minutos, el usuario confirma que acepta el préstamo, firma el contrato y recibe el dinero en su cuenta de forma prácticamente inmediata.

 

Respecto a los plazos para pagarlos, al tratarse de montos pequeños, por lo regular no son mayores a 90 días, aunque esto puede variar en ciertos casos.

 

Asimismo, generalmente pueden pagarse por medio de transferencia o en cadenas como OXXO.

 

¿Qué beneficios ofrecen?

 

Como cualquier producto financiero, los microcréditos sin buró ofrecen varios beneficios si se utilizan de manera adecuada, estos son algunos de ellos:

 

  • Accesibilidad. Los requisitos para obtenerlos son mínimos.

 

  • Rapidez. Respuesta y transferencia del dinero en minutos.

 

  • Practicidad. Todo el trámite es en línea, desde tu celular.

 

Ahora bien, una de las desventajas de este tipo de créditos son las tasas de interés, que suelen ser elevadas debido a que, al final de cuentas, se dirigen a personas que por diversas razones no han podido acceder al sistema financiero tradicional.

 

Para que todo quede más claro, más adelante explicaremos cuándo sí y cuándo no es recomendable solicitar un microcrédito sin buró.

 

Microcreditos

 

¿Qué requisitos solicitan?

 

Los requisitos pueden variar, pero casi siempre son los siguientes:

 

  • Ser mayor de edad.

 

  • Identificación oficial vigente.

 

  • Cuenta bancaria propia.

 

Esta información, así como el registro en la aplicación, le permite a la institución validar tu identidad para asegurarse de que eres tú quien realmente está solicitando el préstamo y no alguien más que se hace pasar por ti.

 

Asimismo, la cuenta bancaria es donde te transfieren el dinero, en caso de que tu solicitud sea aprobada y tú aceptes el crédito.

 

¿Cuándo sí pedir un crédito sin buró?

 

Solicitar un microcrédito suele ser buena idea cuando…

 

  • No tienes historial crediticio o el que tienes no es bueno.

 

  • Tienes capacidad para pagarlo en tiempo y forma.

 

  • Lo necesitas para una emergencia real.

 

Recuerda que los microcréditos sin buró están diseñados para un perfil de usuario que debe demostrar que es digno de confianza y que puede pagar a tiempo, lo que más adelante puede darle acceso a montos más grandes y mejores condiciones.

 

 

¿Cuándo no pedir un crédito sin buró?

 

Por otro lado, solicitar un microcrédito no es buena idea cuando…

 

  • Tienes buen historial, en ese caso, es posible que encuentres créditos más afines a tu perfil.

 

  • Sabes de antemano que difícilmente podrás pagarlo en tiempo y forma.

 

  • Piensas destinarlo para algo que no es una emergencia, sino para algo que podrías adquirir ahorrando unos cuantos meses.

 

Es muy importante que antes de solicitar un microcrédito tengas presente estos puntos, sobre todo los últimos dos, ya que si no lo pagas a tiempo o lo solicitas para adquirir algo que no es de estricta urgencia, puedes comprometer seriamente tus finanzas.

 

¿Ya conocías los microcréditos? ¿Qué otros beneficios crees que ofrecen? ¿Alguna vez has solicitado uno? ¡Compártenos tus comentarios!

Contributor
Comments to: Microcréditos sin buró: todo lo que debes saber

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Attach images - Only PNG, JPG, JPEG and GIF are supported.

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.