Formatted HTML:

Si estás pagando un crédito hipotecario debes saber que existe una estrategia financiera con la que podrías conseguir una mejor tasa y ahorrarte muchísimos intereses.

 

Nos referimos a la movilidad hipotecaria, es decir, cambiar o liquidar tu crédito hipotecario actual con otro que te ofrezca una tasa de interés más baja.

 

Pagar menos intereses por tu crédito hipotecario es una buena idea, pero podría ser todavía mejor en estos momentos, ya que el Banco de México (Banxico) ha recortado de manera constante y consistente la tasa de referencia en los últimos años.

 

¿Y qué es la tasa de referencia? En términos generales, un indicador de Banxico que influye en el costo de los créditos, como los hipotecarios, por ejemplo. 

 

Por lo tanto, ahora podría ser el mejor momento para buscar cambiar tu crédito hipotecario, ya que podrías encontrar tasas aún más bajas.

 

 

¿Todavía tienes dudas? No te preocupes, es normal, después de todo, se trata de una decisión importante y que debes tomar bien informado, por eso, aquí te explicamos cuándo sí y cuándo no te conviene hacer este movimiento.

 

¿Cómo funciona la movilidad hipotecaria?

 

En primer lugar, tienes que comprender exactamente cómo funciona la movilidad hipotecaria para saber qué puedes esperar al momento de tramitarla.

 

Como ya lo mencionamos, esta estrategia consiste en buscar una financiera que te otorgue mejores condiciones, puede ser una tasa más baja, menos comisiones, entre otras más.

 

Un punto importante a considerar es que puedes cambiar tu crédito hipotecario sin importar si lo tienes con un banco o con una institución de gobierno como Infonavit o Fovissste.

 

 

Siempre y cuando estés al corriente con tus pagos y no tengas ningún atraso, ninguna institución puede negarte la posibilidad de cambiar tu crédito hipotecario.

 

En caso de que tengas algún problema, no dudes en contactar a la Condusef para obtener ayuda.

 

Cómo cambiar tu crédito hipotecario: paso a paso

 

La movilidad hipotecaria tiene un proceso que podemos resumir en cinco pasos:

 

  1. Búsqueda y comparación. Antes de tomar una decisión, asegúrate de buscar y comparar al menos dos opciones. Cambiar un crédito hipotecario no debe ser una decisión tomada a la ligera, asegúrate de conocer las condiciones que te ofrecen y que éstas sean mejores que las que ya tienes.

 

  1. Comunicación entre instituciones. Una vez que hayas tomado la decisión, la institución con la que tienes el crédito será notificada de que quieres cambiar tu crédito hipotecario e informará a la nueva institución de tu comportamiento crediticio y el total del adeudo. Este trámite tarda alrededor de siete días hábiles.

 

  1. Posible contraoferta. La institución con la que aún tienes tu crédito tiene hasta 15 días para intentar que te quedes con ella, por lo que podrías recibir una oferta que iguale o mejore las condiciones que te está ofreciendo la nueva entidad. De cualquier manera, tú podrás decidir si la aceptas o no.

 

  1. Formalización del trámite. Si tu financiera no presentó una contraoferta o la rechazaste, la institución con la cual cambiarás tu hipoteca comenzará el trámite. Para esto, te requerirá pagar una comisión por apertura, gastos notariales y de investigación y un nuevo avalúo, todo esto debe quedar especificado desde antes.

 

  1. Inicio de pagos. Una vez que la nueva entidad le ha pagado el total del adeudo a la anterior y tú has saldado los gastos iniciales, empezarás a realizar los pagos por el monto acordado en las fechas establecidas.

 

Considera que el trámite puede tardar hasta un mes, por lo que debes estar muy pendiente de no atrasarte con tus pagos y que esto afecte tu historial o entorpezca el procedimiento.

 

Beneficios de cambiar tu crédito hipotecario

 

La movilidad hipotecaria ofrece varios beneficios, pero tal vez estos son los más importantes:

 

  • Consigues una tasa más baja, lo que se traduce en un automático y significativo ahorro de intereses.

 

  • Puedes obtener mejores condiciones en términos de comisiones versus tu crédito anterior.

 

  • Tú puedes elegir el plazo y los pagos mensuales pueden disminuir si así lo deseas.

 

  • La más importante: al final, pagarás una menor cantidad por tu crédito hipotecario.

 

Recuerda que cambiar tu crédito hipotecario tiene como finalidad ahorrar en el pago de intereses y comisiones, así que sólo hazlo si realmente te ofrecen estos beneficios.

 

5 preguntas clave antes de tomar la decisión

 

¿Cómo sé que la movilidad hipotecaria es para mí? Aquí te dejamos cinco preguntas clave que puedes hacerte para saberlo:

 

1. ¿Llevo menos de la mitad de mi crédito pagado? Si ya has pagado la mitad de tu crédito hipotecario, puede ser que ya no te convenga, porque no tendrás un gran ahorro al final.

 

2. ¿Mi hipoteca me cobra muchos intereses? Si sientes que puedes encontrar una mejor opción, entonces la movilidad hipotecaria es para ti.

 

3. ¿Me cobran muchas comisiones? Si tu financiera, además de la tasa de interés y el capital, cada mes o cada año te cobra demasiadas comisiones, es momento de que comiences a buscar opciones.

 

4. ¿Quiero pagar menos al mes? Si tu mensualidad te está ahorcando o necesitas incrementar tu liquidez, cambiar tu crédito con una tasa más baja puede ser una buena idea.

 

5. ¿Tengo mi hipoteca en UMAs? Si tu crédito está con el Infonavit o Fovissste y lo tienes en Unidad de Medida y Actualización (UMA), antes conocido como Salario Mínimo, debes cambiar tu crédito o nunca terminarás de pagarlo.

 

¡Listo! Eso fue todo por esta ocasión, si te gustó el artículo, ¡compártelo! Y no olvides dejarnos tus comentarios. ¡Hasta la próxima!

Comments to: ¿Te conviene cambiar tu crédito hipotecario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Attach images - Only PNG, JPG, JPEG and GIF are supported.

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.